Autoescuelas, Drivel, Internet, Tecnología

Conducir con niebla, consejos para mantener el control

Conducir con niebla supone un gran riesgo para cualquier conductor, al igual que hacerlo con lluvia o nieve. Las condiciones meteorológicas afectan a la conducción y por muy buen conductor que seas es importante saber reaccionar a ellas. Desde Drivel, además de facilitarte obtener el carnet, queremos darte algunos consejos para evitar situaciones peligrosas. Si quieres estar preparado para conducir con niebla sigue leyendo.

Se trata de un fenómeno en el que partículas minúsculas de agua en suspensión parecen formar una nube delante de la carretera. La falta de visibilidad que produce la niebla supone un importante peligro para la conducción. Se trata de una de las situaciones más complicadas para cualquier conductor ya que puede aparecer sin que lo esperes. Por ello es importante que interiorices algunas pautas para manejar el coche en esta situación de riesgo.  

  1. En primer lugar es fundamental conocer las luces de nuestro vehículo. En ocasiones, por no ser frecuente su uso o por no estar habituados a ese coche en concreto, podemos no saber poner las diferentes luces. Asegúrate de que conoces los dispositivos lumínicos del vehículo y que llegado el caso podrás encender cualquiera de las luces de forma eficaz. Y es que contar con un vehículo visible y que te permita ver es fundamental para conducir con niebla. Utiliza las luces de cruce y las de niebla y no caigas en la tentación de encender las largas. La niebla puede, especialmente si es muy densa, crea un efecto espejo y puedes deslumbrar. 

  2. No tengas prisa. Si hay previsión de niebla sal con bastante antelación pero si te alcanza durante la conducción avisa de un posible retraso. Es importante que estés tranquilo y no pensando en que llegas tarde, además de ser recomendable que disminuyas la velocidad en la conducción con niebla.

  3. Siempre debes llevar las lunas lo más limpias posible pero en este caso mucho más. Cada cierto tiempo usa el limpiaparabrisas, te ayudará a eliminar el vaho y la humedad de la niebla en el cristal y aumentará  un poco la visibilidad. 

  4. Si conduces con niebla debes disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad con el resto de vehículos. En situaciones de reducida visibilidad aumenta el peligro de perder el control del vehículo si tienes que hacer alguna maniobra o frenar de forma brusca. Por ello tampoco adelantes a no ser que sea estrictamente necesario. Si la niebla es muy densa te costará ver a los vehículos de delante y los adelantamiento constituyen un peligro a evitar.

  5. Busca referentes si no puedes ver bien. No utilices al vehículo de delante ya que puede equivocarse y así lo harás tú también. Respira, conduce con calma y fíjate en los elementos fijos de la carretera como las líneas de la calzada. Te ayudarán en situaciones de baja visibilidad a mantener un referente de conducción. 

Estos consejos te ayudarán conseguir mayor seguridad si debes conducir con niebla. Desde Drivel no solo queremos ayudarte a obtener el carnet de conducir de forma sencilla sino contribuir a que tu conducción posterior sea correcta y segura. 

Author


Avatar