Blog, Carné de conducir, Drivel

Trucos para aprender a estacionar a la primera

¿Qué trucos para aprender a estacionar a la primera puedo encontrar? Estacionar es una de las maniobras cotidianas de nuestro día a día más habitual. Sin embargo, es una de las complicaciones y momentos críticos que presenta el examen de conducción.

Durante el examen práctico de conducir es muy probable que te pidan que estaciones. Normalmente los examinadores otorgan unos 2 minutos para realizar la maniobra de estacionamiento. Es un tiempo suficiente, pero es muy fácil y muy común cometer ciertos errores. No es motivo suficiente de suspenso aparcar mal, aunque si no prestas atenciones a los pasos que hay que seguir en el estacionamiento, es posible que suspendas.

No existen secretos infalibles para aparcar bien, esto se consigue con la práctica y la experiencia. Teniendo en cuenta que el peor enemigo es el miedo, vamos a darte una serie de consejos y trucos para aprender a estacionar a la primera que te ayudarán a evitar faltas en el examen práctico.

Hay 3 tipos de aparcamientos: línea, en batería y en oblicuo.

Estacionamiento en línea: lo primero de todo, ¡no te comas la cabeza con si entrará o no el coche!

estacionamiento en línea
  1. Cuando divises el espacio de aparcamiento, lo primero que deberás hacer es indicar que quieres estacionar ahí con el intermitente.
  2. Seguido de eso, coloca el morro de tu coche en paralelo al retrovisor del coche que está estacionado justamente delante del hueco en el que quieres aparcar.
  3. Gira el volante completamente en sentido hacia donde quieres aparcar. Después mete la marcha atrás y empieza a retroceder muy lentamente hasta que veas por el retrovisor, el faro delantero izquierdo del coche de detrás.
  4. Empezar a enderezar el volante mientras sigues retrocediendo marcha atrás. Si fuese necesario, meter primera marcha y colocarlo a la distancia correcta por delante.
Estacionamiento en batería: va a ser mucho más fácil de lo que crees. Es común encontrarlo en cualquier parking.

estacionamiento en batería
  1. Fíjate en las líneas que marcan la plaza de aparcamiento. Serán tu referencia durante todo el proceso de estacionamiento.
  2. Aparca siempre de culo. Es mucho más fácil, no tendrás que realizar tantas maniobras y tienes menos riesgos de dañar los vehículos colindantes. Si llegases a ocupar dos líneas, el suspenso sería inmediato.
  3. Deberás colocar el coche en perpendicular al vehículo que tienes al lado de tu hueco. Colocando el culo de nuestro coche en paralelo al faro del otro vehículo que esté más cerca de nuestro hueco.
  4. Si estamos bien colocados, simplemente tendremos que girar completamente el volante y empezar a dar marcha atrás. El coche entrará perfecto. Después, se endereza el volante y se deja con las ruedas paralelas a las líneas delimitantes.
Estacionamiento en oblicuo: es el modo más sencillo y rápido para aparcar.

estacionamiento en oblicuo
  1. Lo primero, como en el resto de los tipos de estacionamiento, será indicar con el intermitente que vamos a aparcar.
  2. A continuación, deberás girar toda la dirección y avanzar poco a poco observando al coche de al lado para no dañarle.

Trucos para aprender a estacionar a la primera:

  1. Familiarízate con las técnicas que te hemos dado anteriormente y practica todo lo que puedas.
  2. Señaliza siempre todas las maniobras.
  3. Observa a tu alrededor: Ten en cuenta los bordillos y demás objetos en la acera. Evita raspar las llantas del coche o la pintura. Estate pendiente de los bolardos y árboles con los que puedas chocar sin darte cuenta.
  4. Si fuese necesario, corrige y vuelve a empezar. Te pondrás menos nervioso que si tienes que realizar muchas maniobras.
  5. En batería, una de las claves para aprobar el práctico aparcando es estacionar siempre marcha atrás.
  6. Intenta no aparcar en un hueco donde el coche delantero tenga bola de remolque. Cabe la posibilidad de que te golpee y te deje una buena marca.
  7. Nunca te dejes el coche con una rueda en la acera. Se dañan los neumáticos y los amortiguadores.
  8. Si aparcas en cuesta, por seguridad, deja las ruedas giradas hacia el bordillo. Si es en llano, déjalas rectas.
  9. No pierdas de vista las líneas de aparcamiento como referencia y aliadas.
  10. No olvides poner el freno de mano.

Desde la familia Drivel App queremos desearte la mayor suerte en tu examen práctico y que estos consejos te sirvan para saber aparcar mejor. Descárgate, nuestra App, ¡y encuentra las mejores autoescuelas que te darán estos trucos y muchos otros para que apruebes a la primera!